Búsqueda:

martes, 3 de junio de 2014

La tortuosa senda de la XIII Enmienda y la abolición de la esclavitud en los EEUU en "Lincoln" (Steven Spielberg)


Revivir los fundamentos de la proclamación de independencia. Fuente: http://housedivided.dickinson.edu
En medio de un enorme aguacero, tras una terrible carnicería llamada Gettysburg, un soldado negro vestido con el azul de la Unión se dirige al presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln para hablarle de un sueño: “que todos estos muertos no hayan dado su vida en vano”. La película de Spielberg arranca en el cuarto año de guerra y nos dirige a través de la intimidad del líder republicano durante la Guerra de Secesión norteamericana. Un hombre sin estudios, pero dotado de una gran capacidad de liderazgo y una fuerte convicción moral y religiosa. Se nos mostrará a un político dispuesto a traspasar los límites de la división de poderes, enfrentar la oposición de sus propios compañeros de partido, y violar la ley con tal de abolir la esclavitud de una forma segura y permanente. Antes, en 1863, al inicio de la contienda, había realizado la proclamación de la emancipación, haciendo uso de unos poderes ejecutivos extraordinarios, en tiempo de guerra, siquiera contemplados en la Constitución. Pero es consciente de que esos libertos negros podrían volver a la esclavitud en tiempo de paz, si los poderes extraordinarios de guerra que legitimaban al presidente eran cuestionados por el Tribunal Supremo.


Discurso de Lincoln. Fuente: http://www.cinemum.net/
En el momento clave de la terrible contienda, se enfrentaría a un dilema enorme: buscar de forma definitiva un tratado de paz con Jefferson Davies o, por el contrario, mantener la guerra el tiempo suficiente para lograr la aprobación de la XIII enmienda en el Congreso, poniendo fin a la esclavitud en la totalidad de los Estados Unidos. Se enfrentaba a fuerzas conservadoras dentro de su propio partido y, sobretodo, en el partido demócrata, que dominaba los estados sudistas. Las resistencias al cambio, el miedo y la xenofobia podían ser quebradas para lograr la abolición, pero era preciso violar normas éticas y morales. Una de ellas era la mentira: mantener el sufrimiento de un país en guerra, posponiendo la posibilidad de la paz, para argumentar que la XIII enmienda es un arma de guerra necesaria contra los confederados. La otra, aún peor que la mentira, era el otorgamiento de cargos públicos para congresistas que no iban a ser renovados en su cargo, al perder las elecciones en sus respectivos distritos electorales aquel mismo año, a cambio de su voto positivo contra la esclavitud. 


Gabinete presidencial de Lincoln. Fuente: http://www.cinemum.net/
El partido republicano era muy conservador pero contaba con un grupo o facción abolicionista radical. Una excepción que creaba tensiones entre los líderes del partido, y eran tenidos por radicales de su tiempo: la defensa de la igualdad esencial de las razas. Mientras, Lincoln se esfuerza por mantener la guerra todo el tiempo que puede, consciente de que la paz está cada día más cerca con el bombardeo de Wilmington. Sabe que la abolición haría imposible la paz, pero se enfrenta a la presión de todo el sector conservador republicano y a la oposición demócrata, quienes piden el final de la masacre. Lincoln se había dotado de poderes extraordinarios con motivo de la guerra y estaba decidido a pisar el “acelerador de la historia”. 


Fuente: http://www.roxanegay.com
Su jugada consistirá en aceptar que el líder conservador republicano, Blair, acuda a entrevistarse con Davies para entablar negociaciones de paz, a cambio de su apoyo en la votación, al tiempo que logra secretamente el apoyo de los radicales abolicionistas republicanos liderados por Taddeo Stevens. Por otra parte, utiliza agentes de los bajos fondos para sobornar a congresistas demócratas con puestos federales en la administración y, finalmente, también con dinero (aunque este hecho no llega a aparecer de forma explícita). Así es como presenta a la Cámara su moción. En el debate que sigue, los demócratas intentan que Stevens se traicione a sí mismo y proclame la línea maximalista: que todos los hombres son creados iguales. Sin embargo, Stevens renuncia a esa íntima convicción de los abolicionistas y defiendan la igualdad jurídica de todos los ciudadanos ante la ley, a fin de no asustar a los votantes republicanos más conservadores y lograr la aprobación. Al mismo tiempo, Lincoln lograba frenar las negociaciones de paz para aprobar la enmienda antes de la re-incorporación del sur. Se logra el objetivo y la victoria se sella con el voto extraordinario del presidente del Congreso, en una sesión histórica. El resultado es de 56 votos en contra y 117 a favor, con 8 abstenciones. Tadeo Stevens recoge el acta de aprobación y se la lleva a su casa, donde se la muestra como regalo a su mucama negra, con la que mantiene una relación oculta. Se lograba la igualdad jurídica ante la ley. 
 
El abolicionista republicano Taddeo Stevens. Fuente: www.aceshowbiz.com
Ahora, sólo quedaba poner en marcha la reconstrucción del país y lograr la integración pacífica y generosa de los Estados rebeldes en la Unión federal, aceptando el nuevo estatus de los esclavos. Lincoln tenía esa visión de auténtico estadista sobre el lento proceso de aceptación que sufrirían los negros frente a sus iguales blancos. Euclides había postulado que “dos cosas que son iguales a una tercera también lo son entre sí”. En las reuniones finales de capitulación, el vicepresidente confederado recordaría a Lincoln que esa enmienda acababa con su forma de vida. Lincoln sería asesinado por un abolicionista poco después de concluir  la guerra, tras ser disparado en el teatro Ford. No podría cumplir su sueño de reincorporación pacífica y generosa –reconstrucción mediante– del sur a la Unión y, pronto, el sueño de igualdad civil entre negros y blancos se desvanecería, aunque la esclavitud no volvería a ser legal. Aunque no está claro que las convicciones de Lincoln fueran tan profundas, la épica del tema lo merecía. La película muestra, sin pudor pero con una fuerte idealización, cómo a través de las carencias democráticas de un sistema corrupto se logra un fin moral muy superior a los medios utilizados. 
"The peacemakers", última reunión del alto mando y Lincoln el 28 de marzo de 1865.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sé respetuoso.